Mediante la implementación de telefonía IP sobre la arquitectura para voz, video y redes de datos integradas, las empresas logran que su negocio se beneficie con

Reducción de costos operacionales y de implementación: Se precisa un único cableado (a cada puesto de trabajo se llega con un único cable) y una única infraestructura para voz, video y datos. Ésto provoca un incremento de la productividad personal y de los grupos de trabajo.

Libre elección por uso de estándares abiertos: Puede armar su red de telefonía con sólo algunos o todos los componentes, a elección. Se ofrece un extraordinario grado de innovación y libertad de acción, que contrasta con el ambiente cerrado y monolítico de las centrales de conmutación telefónica tradicionales.

Flexibilidad: Admite la utilización de teléfonos propietarios, analógicos, estándar de partners, lo que desee.Asimismo, las empresas gozan de toda la flexibilidad necesaria a la hora de implementar telefonía IP, pudiendo elegir el centralizar en la casa central toda la solución y extender los servicios a las sucursales, como así también desarrollar solucionesdistribuidas a lo largo de sus diferentes sitios.

Interoperabilidad: El profundo y amplio soporte de estándares abiertos garantiza el trabajo conjunto de múltiples y variadas soluciones.

Crecimiento: Resulta posible comenzar con unos pocos aparatos telefónicos y crecer gradualmente hasta decenas de miles. La inversión necesaria se realiza gradualmente y sin gastos adelantados innecesarios.

Confiabilidad: Las características de tolerancia a fallas de la telefonía IP no sólo son comparables a las de la telefonía sino que permiten incrementar la seguridad del sistema. La posibilidad de sumar tantas unidades de procesamiento de llamados como sea necesario, junto con las características de redundancia geográfica, hacen que los sistemas de telefonía IP puedan tener un "uptime" de 99,999% o más.